Clases

Conocido como el yoga del equilibrio entre los aspectos solar y lunar. Equilibrio físico y mental. Aquí el proceso se establece comenzando con las asanas (posturas físicas apropiadas) y el pranayama (control de la respiración) estás técnicas dan al practicante salud, energía, vitalidad y mucha paz. Además animanos a llevar hábitos de vida saludable y la conexión con las distintas dimensiones del ser gracias a principios yogis los cuales son enseñados al practicante para que gradualmente pueda incorporarlos a su vida de forma natural y descontraída, estos principios traen alegría; armonia interna y externa.

Dentro del Hatha Yoga es posible encontrar un estado de purificación física y energética por medio de los kriyas (ejerciciós de limpieza física y mental) y ejerciciós de respiración y/o pranayamas; estás técnicas se van perfeccionando con el paso del tiempo. La relajación y el solaz se alcanzan a partir del hatha yoga gracias a que el estudiante aprende a conocerse y aceptarse logrando una extraoridinaria habilidad para mantenerse saludable y muy consciente a cada momento mediante el yoga.

Es el Yoga de los ocho procesos(ashta: ocho anga: parte, etapa,porción) integrados a la práctica de las Asanas y la respiración coordinada con sonido. Aquí se comienza por sensibilizar al estudiante en una práctica que si bien tiene secuencias fijas preestablecidas también es explorada de manera muy particular por cada quien. Practicar Ashtanga Vinyasa de forma paciente y con la aplicación correcta de los bandhas los cuales consisten en cierres energéticos saludables que influyen directamente sobre los plexos nerviosos y centros estratégicos del cuerpo le permiten al practicante empezar a establecer una genuina meditación en movimiento. Es una oportunidad para desarrollar mucha fuerza, equilibro y resistencia pero también una mente firme, estable y calmada a través de una disciplina que puede parecer puramente física pero que otorga una gran conexión con el ser interior. Las posturas se siguen unas a otras de manera dinámica y muy agradable, es una práctica exigente y poderosa.

Mediante el Ashtanga Vinyasa te invitamos a descubrir y desarrollar los ocho peldaños del Yoga a través del vinyasa (sincronización de respiración y movimiento) el objetivo es absorverse en completa meditación, aquí te enseñaremos cómo es posible. Los peldaños o las ocho partes son:

1. Yamas: Regulaciones éticas que enseñan a respetar la diginidad de los demás seres humanos y de la naturaleza en general. Traen armonía y gran paz interior, son 5:
-Ahimsa: la no violencia.
-Satya: Veracidad.
– Asteya: No robar.
-Brahmacharya: Preservar la energía vital.
Aparigraha: La no posesividad, respetar el espacio de los demás y evitar el egoísmo.

2. Niyamas: Practicas de auto control y disciplina personal para mantenerse radiante y positivo, también son 5:
-Sauchan: Limpieza externa e interna.
-Santosha: autocontentamiento, aceptar y valorar lo que se tiene. Aceptar los momentos difíciles como desafíos positivos para la evolución individual.
-Tapas: Esfuerzo y disciplina adecuados.
-Swadhiaya: El auto estudio y la auto observación a cada momento. Atender positivamente las instrucciones que se reciben.
Isvara Pranidhana: Soltar y aceptar que somos especiales pero que no somos el centro del universo. Entender que somos parte de una creación común y que estamos controlados por la naturaleza y por el Creador.

3. Asanas: Las posturas físicas para purificar y fortalecer el cuerpo.

4. Pranayamas: Técnicas de control energético a través de la respiración que conceden muchísimo poder y equilibrio mental.

5. Prathyahara: Es el establecerse más en el interior del ser, aprender a hacer esto en la actualidad es algo muy hermoso ya que permite el auto-reconocimiento y la desconexión consciente de las cosas y situaciones externas llevando al practicante a un estado de calma.

6. Dharana: Ejercitar la concentración haciendo que la mente se enfoque en una sola cosa.

7. Dhyana: Cuando se mantiene la concentración enfocada entonces se desenvuelve un estado donde el flujo de atención es mucho más estable y esto produce una sensación maravillosa (La meditación).

8. Samadhi: Es un estado de meditación más profundo donde el practicante alcanza una paz y felicidad positivos pero indescriptibles, es sentirse observador sin nigún prejuicio y comprender la perfección que hay en todo. Es ver la cosa desde la perspectiva más amplia y total. El samadhi posee distintos grados de los cuales el más elevado es la entrega al Ser Supremo, pero el conectarnos a la real esencia del ser y encontrarnos libres de deseos y temores ya es un gran avance.

Es una práctica muy intensa que si bien posee elementos del Hatha y del Ashtanga Vinyasa Yoga no tiene secuencias fijas, aquí el trabajo sin embargo se desenvuelve de manera muy consciente para evitar lesiones y mantener un equilibrio tanto físico como mental. Conservando la esencia de Vishnu Yoga exigimos al practicante para que pueda avanzar pero al mismo tiempo le damos su espacio de auto- observación sin llevarlo a límites perjudiciales. Al contrario, siempre mejorando la calidad de vida de quienes se animan a practicar con nosotros.

Power Yoga es ideal también para estirar y/o fortalecer determinadas partes del cuerpo, aquí si el practicante lo desea puede hacer más énfasis en la parte puramente física, aunque tampoco se excluye la serenidad y tranquilidad de la práctica de la respiración consciente y de la relajación final.

Aunque en todas las diferentes prácticas de Yoga nos enfocamos en el individuo y ofrecemos enseñanzas holísticas para que los practicantes se encuentren en las mejores condiciones de salud física y mental así como en equilibrio con su medio social y ambiental a veces las personas llegan con lesiones, dolencias o problemas crónicos de salud.

En este caso un enfoque del Yoga totalmente restaurativo o terapéutico es de gran ayuda para que el practicante pueda sobrellevar de mejor forma las enfermedades o lesiones que haya adquirido, e incluso curarse y regresar al estado de bienestar más óptimo. Es más frecuente de lo que se piensa el hecho de que un médico aconseje a alguien practicar yoga para sanarse de una lesión, sobrellevar una enfermedad degenerativa y/o recuperarse de una dolencia física, psicológica y/o mental.

Además de la práctica de la respiración calmada y de las posturas terapéuticas que influyen directamente sobre las lesiones o enfermedades también ofrecemos espacios de descanso, de recuperación y ayudamos a la persona a mantenerse lo más tranquila y entusiasta posible, lo cual sin duda es capital para que la mente y el cuerpo más tranquilos puedan enfocar toda la energía en el proceso de sanación.

 

 

Ven y viaja con nosotros!

Visitar lugares en medio de la naturaleza nos permite renovar nuestra fuerza, recargar nuestras energías, abrir nuestras mentes y corazones a la auto-descubrimiento y cambios positivos.